Johnson acudirá a Bruselas tras constatar con Von der Leyen “diferencias significativas” sobre el acuerdo del ‘Brexit’

LO+NUEVO

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, viajará a Bruselas “en los próximos días” para reunirse con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con el objetivo de intentar avanzar en las bloqueadas conversaciones entre ambas partes sobre la relación comercial futura, que han entrado en “horas decisivas”. 

Ambos líderes han acordado el encuentro durante la conversación telefónica que han mantenido este lunes para desobstruir las negociaciones. La llamada comenzó a las 17.00 horas (hora peninsular española) y se ha alargado poco más de hora y media hasta que el premier ha solicitado un receso, aunque en un primer momento parecía que retomarían la conversación, Von der Leyen ha hecho público un comunicado conjunto en el que ha informado de que por el momento no se dan las condiciones para un acuerdo “debido a las diferencias que persisten en cuestiones críticas”.

“Pedimos a nuestros negociadores jefes y sus equipos preparar una visión de conjunto de las diferencias restantes para debatirlas en un encuentro presencial en Bruselas en los próximos días”, han manifestado en la nota emitida tras la llamada.

Asimismo, ha coincidido en que “las condiciones para finalizar un acuerdo no están ahí debido a las diferencias significativas restantes en tres asuntos críticos”. Se trata de  las garantías para asegurar una competencia justa entre las empresas británicas y comunitarias, la pesca y los mecanismos para resolver disputas sobre el futuro acuerdo.

Antes de la conversación entre Von der Leyen y Johnson, la jefa de la Comisión Europea ha mantenido otra reunión por videoconferencia con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Mientras, Londres anunciaba que abría la puerta a “desactivar” en los “próximos días” las cláusulas más polémicas de su ley del Mercado Interno, una norma impulsada por Boris Johnson y que le permite romper de forma unilateral el protocolo sobre la frontera entre las dos Irlandas que contenía el Acuerdo de Retirada.

Por su parte, el negociador europeo, Michel Barnier, se reunió por la mañana con los embajadores de los Veintisiete para informarles sobre el estado de la situación. En el encuentro advertía que los tres capítulos clave –pesca, gobernanza y competencia justa- “permanecen abiertos” y no se han producido cambios determinantes en ninguno de ellos al tiempo que recordaba que este lunes y martes serán el “último intento”.

Sin embargo, Barnier valoró como positivo el hecho de que las negociaciones se hayan retomado este domingo tras parar las el viernes, y manifesta que “aún hay margen” para cerrar ese pacto.

Los plazos para lograr un pacto son cada vez más ajustados, pues la legislación comunitaria dejara de aplicarse en territorio británico el 1 de enero y el Reino Unido se convertidrá entonces de forma definitiva en un país tercero.

Así, Londres y Bruselas deben cerrar un acuerdo y llevar a cabo la ratificación en el Reino Unido y la Unión Europea antes de fin de año.

De lo contrario, pasarán a regirse en sus intercambios comerciales por los requisitos arancelarios más generales y menos favorables de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

MÁS ARTÍCULOS

LO+NUEVO