Detenido el hombre acusado de arrojar ácido a su novia y a una amiga

LO+NUEVO

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

La poicía ha detenido al delincuente conocido como el ‘Melillero’ del que han salido nuevas imágenes, un atraco a un restaurante de Torremolinos, en Málaga, hace 2 años, donde el fugitivo irrumpió empuñando una pistola.

Se le buscaba por la agresión con ácido a dos mujeres, una de ellas, su exnovia, y su estado de salud sigue preocupando mucho a los médicos. Las dos jóvenes heridas este martes en Cártama (Málaga) continúan una de ellas, muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, mientras la otra permanece en estado grave en el Regional de Málaga.

La detención se produce tras una gran operación policial y después de una persecución en la que conducía una moto en la carretera de Mijas.

Otras sentencias

El ‘Melillero’ tiene al menos cinco sentencias por conducir sin permiso. Además ha estado inmerso en varios procedimientos por delitos de la misma naturaleza y donde se le aplica la circunstancia agravante de multirreincidencia y se le piden diferentes penas de prisión.

El joven ya ha sido condenado por diferentes juzgados de Málaga y Fuengirola entre mayo de 2013 y 2016 por delitos de conducción sin permiso, aunque también tiene numerosas causas por tráfico de drogas, maltrato, amenazas, robo con fuerza e intimidación, contra la seguridad vial y pertenencia a grupo criminal, entre otros.

En 2018 fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 6 de Málaga a tres años de prisión por un delito de atentado y lesiones así como a indemnizar a la víctima, un policía, por las lesiones sufridas y por esta causa está en busca y captura e ingreso en prisión desde el 7 de enero de 2020.

En esta sentencia se juzgaban unos hechos ocurridos en enero de 2015 en el interior de una discoteca cuando agentes de la Policía Nacional realizaban labores de protección a una víctima de violencia de género, y localizaron al investigado, que resultó ser el acusado y le pidieron que se identificara.

El acusado contestó con amenazas de muerte, momento en el que tras azuzar al resto de personas contra la actuación de los agentes le propinó un puñetazo en el ojo a uno de los policías, dejándole aturdido, circunstancia que aprovechó para seguir agrediendo al agente, hasta que fue reducido por el resto de policías, según la sentencia.

El investigado también está pendiente de juicio el 27 de enero en el Juzgado de lo Penal número 13 de Málaga por unos hechos que se remontan al 2016 con una pareja anterior, con la que tiene un hijo, por malos tratos, amenazas graves y vejaciones injustas.

El presunto agresor, al que también le constan varias órdenes de busca y captura, se ha saltado en la noche del miércoles un control policial durante una larga persecución de la que fue objeto por parte de las fuerzas de seguridad.

El vehículo fue encontrado más tarde abandonado cerca del cementerio musulmán de Mijas, en el núcleo de población de Las Lagunas, sin nadie dentro al huir supuestamente a pie.

MÁS ARTÍCULOS

LO+NUEVO